domingo, 29 de abril de 2012

Resultados de primera encuesta nacional de juventud (Enajuv) en el Perú.

Los hijos de la democracia

Por: Jorge Bruce


En el Perú viven 8 millones de jóvenes de 15 a 29 años de edad. La Secretaría Nacional de Juventud (Senaju) y el Instituto Nacional de Estadística (INEI) han realizado la primera encuesta nacional de juventud (Enajuv) en el Perú. Para ello entrevistaron a 11.042 jóvenes, en 6.900 hogares de todo el país. Julio Corcuera, joven director de investigación y desarrollo del Senaju, coordinador del trabajo, tuvo a bien hacerme llegar los resultados de este esfuerzo pionero, del cual paso a comentar algunos aspectos relevantes.
Tal como lo señala René Galarreta, director del Senaju, el Perú está viviendo un cambio poblacional llamado bono demográfico. Este se inicia en los años 70 y se caracteriza por un aumento de la población joven en el Perú, que durará aproximadamente hasta el año 2030. Galarreta observa que este fenómeno puede ser una oportunidad o una amenaza. Lo cual dependerá del grado de preparación de la juventud. Es decir que si acceden a una educación que hoy no existe para las mayorías, entonces el Perú podrá ingresar al mundo desarrollado. Por el contrario, si las cosas continúan como hoy, la única vía posible es el incremento de la conflictividad social y la violencia.
Por ello, se trata de un documento relevante para la determinación de políticas públicas dirigidas a la juventud. Pero también es un instrumento de conocimiento fino para acercarse a las percepciones de los jóvenes acerca de su realidad. Dichas percepciones son determinantes para el futuro común. Tal como lo establece el teorema de Thomas, ya citado en esta columna: “Si las personas definen las situaciones como reales, están son reales en sus consecuencias”.
Veamos pues dos tipos de resultados de laencuesta. Comencemos por las malas noticias, para darnos el gusto de terminar por las buenas.
¿Cuáles son, para los jóvenes peruanos, los problemas más graves que enfrentan?
Para el 58,6% el principal problema es el pandillaje y la delincuencia. El 43,2% menciona la falta de oportunidad para acceder a un trabajo. El 39,5% señala el consumo de drogas y alcohol. Estos promedios varían, por supuesto, en función de las zonas de vivienda, el género y la edad, pero dichas variaciones no son tan significativas. Por lo que se puede afirmar que son representativos de la percepción de los obstáculos que enfrentan los peruanos entre los 15 y 29 años. Si se fijan, advertirán que estas personas han nacido en periodos que, para los que somos mayores que ellos, son una anomalía histórica: todos han venido al mundo cuando el Perú tenía regímenes democráticamente electos y así han crecido. Se puede argumentar respecto de la naturaleza del segundo periodo de Fujimori, tras el autogolpe, pero fue fruto de un proceso electoral relativamente democrático.
No obstante, esto no resuelve automáticamente la problemática de los jóvenes. Ellos mismos se encargan de indicar las que perciben como las principales potencialidades de nuestra sociedad: El 38,6% opina que es el turismo. El 37,6% considera que es la minería. El 34,7% se inclina por la agricultura y el 33,4% por la gastronomía (dato con nombre y apellido).
Para que estas percepciones prevalezcan sobre las negativas, el Estado y el sector privado tienen la obligación de proporcionar a estos hijos de la democracia los medios para alcanzar dichos fines. De lo contrario, es probable que los retoños engendrados tengan el perfil de un delincuente o un militante del Movadef.
Fuente: Diario La República, revista "Domingo". 29 de abril del 2012.
Recomendado:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada